Pro-Tango  Perú  presenta ...

El Arte  en el  Tango !

Marzo  2008

" El Tango cabalga la Vida  ...
y se hace cabalgar como un Viento de Pasión ..."

 CONTENIDO    click   MENU

1

  Cuando la Danza es Arte !   

    Presentación de un Símbolo  

   por Francois Michel Dietlin

::: El Tango entró en mi vida como un rayo de tormenta y me llevo a un nuevo mundo de sentimientos y percepciones, descubriendo la pasión de su música, la emoción de su abrazo, la ilusión de su danza y la gran cofradía de milongueros y tangueros  para compartir nuestras vivencias. Desde bastante tiempo busque un símbolo artístico que expresa este Mundo maravilloso del Tango y finalmente tuve esa suerte casual poder descubrir la obra "El Vals" de la escultora Camille Claudel, cuya vida (1864-1943) coincidió con la "Grande Epoque" del Tango.

::: A continuación me es particularmente grato compartir con Uds. la vibrante emoción que me produce esta escultura "El Vals" (danza que forma parte de la trilogía del Gotan : Tango-Vals -Milonga) y que he escogido como símbolo del Arte de Tango. Considero que esta escultura  es una Obra Maestra de Camille Claudel,  mujer trastornada por el amor, el desamor y su patética vida.

2

 

    Presentación de un Símbolo  

 

::: Quiero agradecer, en forma muy especial, al gran coleccionista español residente en México, Juan Antonio Pérez Simón, que tuve la oportunidad de conocer personalmente durante su estadía en Lima. Es precisamente en su libro de arte "Obras Maestras" (de pinturas y esculturas de los siglos XVIII - XX) que descubrí "El Vals" y le expreso mi gratitud por su extensa conversación sobre el arte en general respectivamente el Tango  y su dedicación personal de pugno y letra en su libro: "Para Francois y Betty (mi esposa) ... en la complicidad de vivencias con artes distintos, igualmente buscadores en el disfrute de la belleza - 27 Nov. 2006".,

::: Juan Antonio Pérez, cuya colección supera más de un millar de obras, tiene una deslumbrante pasión contemplativa por el Arte y nos dice : " ... Uno de los privilegios que distinguen a los seres humanos es la capacidad de ser seducidos por la belleza. Ese maravilloso enigma puede tomar la forma de una mujer, un paisaje, una mirada, un vino o una obra de arte, sea musical, plástica o poética. En todos los casos, la belleza es una cualidad sensible que nos infunde deleite espiritual y nos produce amor. Algunos dicen que verla calma el deseo; otros, que lo acrecienta. Para mi, el encuentro con la belleza ha representado siempre un instante inmortal de felicidad y, en ocasiones, una senda hacia el perfeccionamiento personal....".

::: Al mismo tiempo le conmueven especialmente temas relacionadas con la grandeza y el dolor humanos, como la maternidad, la niñez, los celos o el desamor. El considera que el significado de la definición tomista de la belleza es "el resplandor de la forma". "... Pienso que la experiencia estética es hermana del impulso erótico y de la vivencia religiosa. Las tres tienen un vocabulario común: bello, sublime, armonía, luz, perfección, claridad, brillantez, orden, placer, proporción, inefable, sagrado..., son conceptos que nutren el lenguaje del arte y el amor, lo mismo que la mística..." <>

::: Dejémonos pues tener el placer de ser seducido por la belleza inmortal de "El Vals" (también llamado "los Valseros") y soñar con la armonía del delicado abrazo  de los bailarines,  su emoción y su pasión .

3

 

    Escultora Camille Claudel 1864 - 1943   

::: Claude Camille nació en Francia en 1864 y al llegar a Paris con su familia en 1883, fue presentada al ilustre escultor Auguste Rodin. Ella no solo era joven y bella, sino también una promesa como escultora y el año siguiente se convirtió en amante, modelo y aprendiz de Rodin, que le permitió modelar algunas partes de sus propios esculturas más grandes. Claudel y Rodin trabajaron  por más que una década, relación que provoco que las propias obras de Claudel fueron ignorados durante muchas años, amparando gran cantidad de figuras de pequeña escala en mármol y bronce.

::: Rodin la consideraba su igual, aunque cada uno tenía un diferente tratamiento de las esculturas. Las esculturas de Rodin dependían de una estructura masculina dominante, en tanto que Claudel creaba imágenes más simbióticas  de sensibilidad femenina., pese que los dos escultures trabajaban de  manera similar, concentrándose en la expresión de un gesto, creando superficies táctiles y construyendo formas.

::: En 1898 Claudel rompió su relación amorosa con Rodin: su maestro, su amante, un genio déspota y ventajista, de la que Claudel fue víctima. Devastada  se aisló poco a poco de la sociedad, mostrando interés por el ónix y jade en un estilo japonés. Debido a una gran inestabilidad emocional, vivió apartada y destruyó muchos de sus trabajos. Tras la muerte de su adorado padre, fue recluida en un hospital psicatrico. Allí pasó los 30 últimos años de su vida, abandonada por todo el mundo, incluida su ingrata familia. Murió sola en 1943, victima de una sociedad misógina e envidiosa de la época. Y aún tendría que transcurrir mucho tiempo para que se reconociera su gran talento como escultora. - Extracto libro "Obras Maestras"

.4

 

   "El Vals" - Arte y Danza  

::: "El Vals" es la 2da versión de Camille Claudel, realizada en 1893, en bronce con patina café, de 46.5 cm. Esta obra es un vaciado de una edición de cincuenta. Fue la primera escultura de Claudel en ser adquirida por el fundidor Eugène Blot.  Previamente en 1892 Claudel había trabajado una 1ra versión elaborado en yeso de tamaño natural que se exhibió en el Salón de 1893. "El Vals" representa, junto con otra escultura llamada "El Abandono",  las más destacadas obras de su arte.

El Vals      El Abandono

::: El tema musical es recurrente en el trabajo de Claudel. Hay pocos registros de sus intenciones en sus obras, pero se conoce que ella tuvo un breve romance con el ilustre compositor Claude Debussy en 1890 y que otro confidente era también su hermano, el poeta y dramaturgo Paul Claudel que comentaba : "La embriagada obra "El Vals", estremecida y perdida en la trama de la música, en la tormenta y en el torbellino de la danza ..." En este bronce en extremo evocativo, los dos amantes absorbidos mutuamente aparecen como si hubieran sido capturados en su movimiento, anclados sólo por las telas, constituyendo la unidad del resplandor total. En "El Vals" no vaciló al expresar la intensidad de la vida ! Extracto libro "Obras Maestras"

5

 

   Los Artes  del  Tango  

    El  Lugar  de la  Mujer en el  Tango  

Articulo de Lidia Ferrari

::: El tango es macho? - Interrogar esta frase que forma parte de los versos clásicos de nuestro tango, NO es para cuestionar la virilidad del tango sino para pensar el lugar de la mujer. El lugar que ha ocupado en el tango desde los orígenes merece todo nuestro interés porque allí se reflejan prejuicios, valores e ideologías de una época. En especial, en este trabajo, me interesa relacionar una forma de considerar a la mujer en las letras de tango con el lugar que ocupa o que parece ocupar en la danza.

::: Dónde y cómo está la mujer en el tango? - Por supuesto que no podremos encontrar un solo modo, sino múltiples formas de ver, ubicar y valorar a la mujer. Nos dedicaremos a algunos aspectos, no a otros. Por un lado están las letras de los tangos. Tomaremos en particular las de alrededor de la década del veinte. Esas letras han sido escritas en su mayoría por hombres y reflejan prejuicios machistas y los valores de la época. Si uno las lee con detenimiento podría llegar a la conclusión de que a la mujer no le iba nada bien. En los personajes de la "milonguita", la "piba deslumbrada por las luces del centro", la "costurerita que dio el mal paso" se muestra una valoración negativa por lo que han hecho. Son mujeres que se han ido del barrio y llegan a la vida "fácil", al cabaret, al centro y todos sus peligros. Esto se caracteriza así: Dieron un "mal" paso.

::: En general se les asigna un rol pasivo, porque han sufrido las inclemencias de un mal hombre: "Los hombres te han hecho mal", "la limousine de un bacán la remolcó", "el quebranto de tu perdición", "otras cayeron igual", "juguete de ocasión". Los más generosos las previenen de los peligros de ser conducidas por esos hombres sin escrúpulos: En el "atenti, pebeta", Celedonio Flores, les advierte cómo deben cuidarse: "abájate la pollera por donde nace el tobillo".

::: Cae arrastrada por la tentación del baile, por las luces del centro, por el dinero de un bacán. No ha decidido su destino. Y para colmo de males siempre la llevan por el mal camino. Pero nos preguntamos: ¿Les habrá ido tan mal? ¿Quién afirma que se trataban de "malos" pasos?.¿Alguien sabe si la "milonguita", la "pelandruna abacanada", la "flor de fango" se arrepintieron o renegaron del paso que dieron? . Por otro lado está el baile del tango, con su perfil de danza sensual y exótica, vulgarmente caracterizado como un baile machista. Como efectivamente para bailar el tango el hombre "conduce o marca" y la mujer "sigue o se deja llevar", están quienes desde un análisis crítico observan que se trata de un baile machista, porque existen, dicen, un dominador: el hombre y una dominada: la mujer. Creo que se trata de una afirmación esquemática y simple. Esta forma de ver a las mujeres ocupando un rol pasivo ya puede leerse en algunas letras de tango. Ellas han sufrido los embates del hombre que casi siempre las conducen por el mal camino. Pero esta forma de considerarlas proviene de determinada imagen de la mujer.

Es por eso que intento hacer una correlación entre esta imagen de esas "minas de otros tiempos" con el lugar de la mujer en el baile de tango, porque creo que en ambos casos se trata de una imagen que, como tal, puede no corresponderse a los hechos. Si bien no contamos con "la costurerita que dio el mal paso" para que nos diga si efectivamente para ella fue un mal paso el que dio, contamos con el baile del tango y, analizándolo exhaustivamente, podremos considerar si se trata o no de un baile machista. Para llegar a lo que quiero decir comenzaré enunciando algunas ideas básicas sobre el tango danza sobre las cuales se asienta el análisis posterior.

El tango es una danza muy compleja, que más allá de sus oscuros orígenes, estudiados e investigados, ya encontró un lugar y una estructura con toda su especificidad. Esta danza es compleja porque intenta que dos bailarines "abrazados" realicen figuras, pausas, movimientos, "cortes y quebradas" dentro de una coreografía que los incluye a ambos. No se sueltan en ningún momento, persisten en su abrazo y se improvisa permanentemente. Esta danza sería simple si ambos no estuvieran abrazados, y esas figuras, pasos se realizaran como en otras danzas donde existe una coreografía diferente para el hombre y la mujer, pero alejados uno del otro. Pienso en el pericón, en la chacarera, etc. Otra forma de simplificar esta danza, mientras se conserva el abrazo, sería que no bailaran de forma diferente, sino que realizaran movimientos simétricos, iguales, en espejo. Pero no, el tango es tango justamente porque se trata de dos personas que abrazadas realizan figuras y movimientos muy diferentes y que deben complementarse para realizar una sola danza en la cual se improvisa todo el tiempo.

Como dice Carlos Vega  : "El tango argentino realiza el milagro de insertar la figura en el enlace"... "Este es el secreto de su éxito; ésta es la principal innovación que ofrece al mundo". En este sentido, hombre y mujer, con dos roles, técnicas y posiciones diferentes se hallan homogeneizados, emparejados en esto de contribuir a producir algo por fuera de los dos: Bailar un tango. Es obvio que, para poder hacerlo, deberán complementarse, deberán cooperar, deberán acordar porque si no, no podrían bailar. Si compiten, si no colaboran el uno con el otro, es imposible que bailen, o al menos, que bailen bien.

::: Y cómo se logra ese acuerdo, esa cooperación, cuando no hay coreografías prefijadas como en otras danzas, cuando no está establecido lo que hay que hacer?  - Observándolo de este modo no puede dejar de sorprendernos el hecho de que que se pueda bailar el tango, que se pueda lograr ese objetivo.

::: Cómo, sería la pregunta, una pareja logra el objetivo de bailar un tango?   - En primer lugar debe haber algún acuerdo básico, algo que haga que puedan coincidir en la danza, cuando todo hace pensar que lo más difícil de lograr sería eso, la coincidencia. Una de las fórmulas es que alguien conduzca, que alguien lleve adelante la dirección de la danza, y que el otro se acople, acuerde y decida dejarse guiar. Debería producirnos asombro el hecho de que dos seres tan diferentes como un hombre y una mujer, que muchas veces ni se conocen, puedan bailar abrazados al ritmo de la música, creando y recreando una bella danza. Hay algo maravilloso en eso que ocurre. La maravilla de dos seres que han logrado ponerse de acuerdo en algo tan difícil de lograr.

::: Como Alicia Dujovne Ortiz  observa, el tango "es un monstruo de dos cabezas ... una bestia de cuatro patas, lánguida o vivaz, que vive lo que dura una canción y muere, asesinada, por el último compás." En otra versión del monstruo que se produce bailando tango, Marta Savigliano  dice: "Desde su concepción el tango siempre ha jugado con la rivalidad en busca de la identificación; una rivalidad específica, antagonizando a sus potenciales usurpadores. De esta sólida tensión, pero pretendiendo ser un acto fortuito, nace un monstruo descabezado, con un torso y cuatro patas. Se mueve rítmicamente, sin un indicio del grotesco, siguiendo los compases desparejos del destino ... Baila absorto, enajenado".

::: Dos personas, hombre y mujer, acordando en una danza, abrazados, casi maniatados y bailando e intentando coincidir en sus sensibilidades. Casi mágico. Creo que no hay otro modo de que ello funcione, de que ello acontezca, sin que haya un acuerdo profundo entre ambos. Y este acuerdo comienza con la aceptación de la regla de que el hombre conduce y propone. Pero, ¿por qué se ve en esto subordinación, sometimiento, pasividad del lado de la mujer? Cada uno realiza algo diferente. Y en ello va el rol de cada uno. En el tango se expresa claramente esa diferencia de lugares y la coordinación y la cooperación entre ambos, sin perder ese estatuto: su diferencia.

::: Dejarse llevar por el hombre no es subordinarse o ser dominada o sometida por él, sino aceptar su conducción para poder bailar. Por eso considero que el tango, en su estructura, en la forma en que se baila, no es machista. En segundo lugar, para lograr ese acuerdo, los dos: hombre y mujer, deben subordinarse a las reglas del juego necesarias para bailar un tango. Ambos tienen que someterse a ellas para que lo que bailen sea un tango y no una rumba. Se trata de tres términos: La mujer, el hombre y el tango. Ambos se necesitan, y ambos necesitan someterse a las reglas del juego.

::: De hecho, en la historia sobre los orígenes se habla de la pareja de dos hombres bailando tangos. Más allá de que en la práctica lo hicieran cotidianamente para bailar o para transmitir sus conocimientos creo que es muy interesante la imagen de dos hombres bailando tangos, cosa que hoy también ocurre, pues un hombre enseña a otro hombre cómo bailar y marcar como hombre haciéndolo bailar como mujer. Ejemplar situación para mostrar lo que quiero decir: la función hombre está en estricta dependencia de la función mujer y viceversa.

::: Esto es contrario a una posición machista. El machista no podría jamás considerar que lo que hace está en función de lo que hace la mujer y viceversa. Y me parece ejemplar también porque como en muchos juegos, de ajedrez, por ejemplo, hay movimientos de piezas que cumplen determinada función, y todas son necesarias para la realización de qué? del juego.  Aquí lo que importa es bailar tango y disfrutar con ello, cada uno deberá tratar de ocupar su lugar y de contribuir a ello.

::: Por supuesto que estamos entonces privilegiando la estructura de la danza en este análisis, y no las pasiones y emociones que circulan en ella. Según el eje de nuestro privilegio será la consideración que podemos hacer. Si ponemos nuestro acento en el eje estructural de la danza podremos citar a Carlos Vega  refiriéndose a los orígenes del tango: "Nada de lujuria en el abrazo; fueron los críticos del abrazo quienes introdujeron su lujuria en el tango. Los danzantes tenían muchas otras cosas de qué preocuparse. Se bailaba por la honda fruición de bailar..."

:::  Si ponemos el acento en las pasiones que circulan en el tango podremos citar a Jorge Luís Borges que desacredita precisamente a Carlos Vega acerca de sus hipótesis sobre los orígenes del tango. Reafirma que todos los investigadores concuerdan "en un hecho esencial: el origen del tango en los lupanares"..., y desacuerda en el hecho de que el tango surgiera en los conventillos. Dice Borges: ..."Muchos años requirió el Barrio Norte para imponer el tango -ya adecentado por París, es verdad- a los conventillos, y no sé si del todo lo ha conseguido. Antes era una orgiástica diablura, hoy es una manera de caminar."...

::: De cualquier modo, privilegiando el eje de la danza del tango, podemos ver que, aún hoy, cualquiera que quiera aprender a bailar el tango, y en especial el hombre quien tiene a su cargo la parte más complicada: figuras, pasos, marcar, etc., necesita cierto tiempo hasta que pueda encontrar otra cosa en el abrazo con la mujer que no sea tratar de poder bailar con ella. Si el único interés fuera la seducción, la pasión, el abrazo, la sensualidad, no haría falta tomarse el trabajo de poder llegar a bailar bien un tango.

::: Mostré brevemente este modo de pensar el tango-danza para poder situar aquello que me interesa: la mujer y el tango. Está claro de que una de las claves de la posición de la mujer para bailar tango es dejarse llevar. Esto que, obviamente, es uno de los requisitos del rol femenino, dejarse llevar por la conducción del hombre, no significa, como muchas veces se considera, ocupar la posición de sometida, de pasiva. Dejarse llevar por el hombre no es "subordinarse" a él, sino aceptar la conducción necesaria para poder bailar el tango. Como decía anteriormente, ambos tienen que someterse a unas cuantas reglas para bailar tango y no una rumba.

::: Un hombre solo no puede bailar el tango y una mujer sola tampoco. Pero en el hecho de que el hombre sea el que conduce se asientan prejuicios e ideologías. Así como en las letras se ubica a la mujer en determinado lugar y se la ve llevada, perdida por el hombre, también con respecto al baile se percibe el hecho de la conducción masculina como una posición de sometimiento o de dominación sobre la mujer. Es por eso que se hace necesario en la enseñanza del tango, mostrar a las mujeres cuando están aprendiendo, que el hecho de que deban aprender a dejarse llevar no significa que deban dejarse llevar a cualquier lado. Es lo primero en cuanto al lugar de la mujer.

::: Porque es lo que más cuesta en el proceso de aprendizaje. Primero, porque para muchas es bastante difícil aceptar la consigna de dejarse llevar, porque ellas también suelen ver esto desde el prejuicio de sentirse sometidas o subordinadas. Segundo, más difícil aún, llegar a poder discriminar cuándo deben dejarse llevar y cuándo no. Esto, sobre lo cual se trabaja continuamente en los comienzos del proceso de aprendizaje es la clave para que la mujer aprenda a bailar el tango y pueda disfrutar con ello. En esto reside la importancia de poder tener un buen equilibrio, saber mover sus pies, saber seguir al hombre, es decir, activamente protagonizar la danza.

::: Creo que en el tango, ninguno de los dos: hombre o mujer, puede bailar bien si no tiene una cierta seguridad con su cuerpo y con su equilibrio, una postura firme y consistente sin perder su sensibilidad y una ligera tensión que les permita entregarse a la pasión del baile. Los "flanes", es decir, las personas frágiles e inseguras tienen dificultad para bailar así como los excesivamente rígidos. Una mujer que se deje llevar de cualquier modo, como una hoja por el viento, que no ofrezca una leve tensión a la marca, es decir que no ponga en juego su modo de bailar, lo más probable es que no pueda disfrutar del baile y que se torne en una dificultad en el baile para el hombre. El Dejarse llevar es activo, es poner la propia sensibilidad al servicio de que salga bien el tango que queremos bailar, de disfrutarlo y de acompañar al hombre en aquello que quiere hacer. Bailando tango hay un hombre y una mujer donde lo que hace uno esta en relación con lo que hace el otro.

::: Cuando el hombre marca a una mujer ésta ya le marcó a él su posición en la danza, su peso, su liviandad, sus movimientos rápidos o dificultosos. Las características o disposición de la mujer condiciona a la marca del hombre, porque no se tratan de acciones independientes sino que una está en relación con la del otro. Y en la forma que cada mujer tenga de dejarse llevar pondrá su impronta al caballero o a quien la conduzca. Obviamente, en el tango las mujeres nos adaptamos mas a la conducción del hombre que los hombres a la forma de bailar de las mujeres. Pero dejarse llevar es una posición muy activa en función de que entre hombre y mujer fluya algo más que no esta ni en cómo conduce el hombre ni en cómo se deja llevar la mujer. Pero considerar que el tango en cuanto a su estructura como danza no sea machista, no quiere decir que sobre él no se puedan desplegar todas las fantasías, ideologías y formas de vida de las personas que bailan.

::: El hecho de que sea una danza donde hombre y mujer bailan abrazados es un campo propicio, un terreno fértil para que se depositen allí fantasías que tenemos todos los seres humanos, y que se vehiculizan en cualquier aspecto de nuestra vida. No será raro encontrar mujeres que se entregan mal, se confunden o se enamoran perdidamente. No será raro cultivar historias pasionales más allá del baile. No será raro encontrar historias de maltratos y desengaños. No será raro encontrar hermosas historias de amor. No será raro encontrar hombres que se enamoran perdidamente y son rechazados. No será raro encontrar hombres que explotan las debilidades humanas para sus propios intereses. No será raro, en suma, encontrar machistas hombres y mujeres.

::: Pero hemos visto a muchos hombres con fuerte personalidad machista, perder esa característica a la hora de bailar. Considero, contrariamente a una cierta opinión, que un hombre que es machista mientras baila no puede serlo. Para bailar bien no puede tener una actitud de descuido o de desconocimiento del lugar de la mujer. Al bailar está preocupado por disfrutar con ella y su fuerza y su seguridad es para bailar bien, no para sentirse superior o dominarla. Si ejerciera maltrato o desconsideración no podría bailar tango, o lo bailaría mal. Un hombre que zamarrea a la mujer no puede bailar bien y una mujer que se deja zamarrear tampoco. Entonces, no es el tango el responsable, sino lo que las personas hagan con él.

::: Es posible observar los efectos benéficos de bailar tango en la mayoría de las mujeres (también en los hombres): mejora su postura, logran equilibrio y firmeza con su cuerpo, logran progresivamente aprender a saber decir que no a las propuestas del hombre que no le gustan, y a saber decir que sí y hacer crecer su posibilidad maravillosa de inventar el arte de la danza .

::: En general, las mejores bailarinas milongueras saben dejarse llevar, aceptan la propuesta del hombre que baila bien y recrean con él, y pueden, gracias a su sensibilidad, a su entrega y a su firmeza mostrar su propio estilo. Esto favorece la expresión del hombre que no se ve limitado por su partenaire y esto se multiplica, pues la mujer logra desplegar su creatividad al encontrar que el hombre puede hacerlo. Creo que una de las razones por la cual los bailarines en la "milonga" se dan las gracias al terminar la tanda es porque cada uno agradece al otro la posibilidad de desplegar su fervor, su habilidad y su sentimiento. -  www.buenosairestango.com

6

  

   El Arte  del  Abrazo  

por Amparo López 

::: Me abrazo a ti y juntos caminamos, yo, como mujer, tengo el privilegio de entregarme, de poder cerrar los ojos y dejarme llevar. Disfruto de este privilegio y comienzo a gozar con mis sentidos abiertos a todas estas placenteras sensaciones. Con el olfato te huelo, sé que has venido a bailar perfumado, a veces me hueles a limón, otras a incienso y también a lavanda, con una voz susurrante te lo hago saber, pues me gusta que tú lo sepas.

::: Con el oído escucho tu respiración y tomo conciencia de su intensidad y de su ritmo, en estos momentos de proximidad, a veces, estoy tan concentrada en ti y en mí, que llego a escuchar nuestros latidos acompasados. Es con el tacto con lo que más disfruto de este abrazo del tango, noto la suavidad de tu mano izquierda , que se abre para recibir en su hueco mi mano derecha, con ella acaricio tu piel, juego sensualmente, sin apoyarme demasiado, ni apretarte, mi equilibrio está en mi eje y soy consciente de cada giro mientras danzamos.

::: El roce de mi pecho con el tuyo en cada movimiento me complace. Mi mejilla roza la tuya y noto la tersura de tu piel, sé que te has afeitado para poder hacerme este regalo de ternura.

::: Mi mano izquierda forma un hueco donde cabe tu cuello, procuro no colgarme, pues me gusta sentir como la palma de mi mano, suavemente, acaricia la parte de atrás de tu cuello, ese lugar tan tuyo que, gracias al abrazo del tango, me pertenece por unos segundos, sin que nada, ni nadie lo impida. La cadencia de tu cuerpo junto al mío me llega a través de mis ojos cerrados y mi sensible espíritu se esponja, mientras me abrazo a ti y juntos caminamos bailando un tango.  Madrid 2002 

7

 

   Arte  del  Óleo y Pinturas  

::: El óleo (Arte Mayor), se conoce desde la Edad Media y se aplicaba normalmente en combinación con la pintura al temple o al fresco.  Esto se debía a la lentitud de su proceso de secado, que se aceleraba un tanto al combinarlo con otros materiales como el temple o la témpera.  Los efectos que permite el óleo son, por una parte, realizar una composición de manera más lenta que al fresco.  La técnica posibilita los retoques, es decir, se podía variar la composición, el número de figuras, los colores, etc.  El detalle y la precisión aumentan aún este material, el color permanece opaco bajo capas de barnices traslúcidos.

8

 

   Arte  del  Fileteado  

:::  El fileteado porteño es un arte decorativo y popular, que nace en Buenos Aires a principios del siglo XX.  Tuvo su origen en las fabricas de carros.  Durante más de medio siglo, los carros de la ciudad lucieron esta original decoración que, más tarde, fue heredada por los camiones y los colectivos.  No hay una fecha exacta que marque su comienzo, ni tampoco se conoce al primer fileteador o iniciador del género.  Estos testimonios coinciden en que los primeros de este arte fueron inmigrantes italianos que trabajaban en las fábricas de carros.


::: El fileteado y el Tango, tienen un mismo origen.  La ola migratoria que llegó a la Argentina, desde fines del siglo XIX hasta los años 30 del siglo XX, buscó crear formas de expresión, que tradujeran su vida, sus alegrías o dramas.  Esta ola migratoria fue sencillamente masculina, lo que originó un intenso trajín de trata de blancas que se denominó la Ruta de Buenos Aires de principio de siglo al Tango.

::: Este nacimiento marginal, oscuro y pecaminoso podrá explicar el repudio del Buenos Aires de principio de siglo al Tango. El tango tuvo su expresión singular en la danza, que tiene su origen en el movimiento del baile negro, en sus figuras tan peculiares que se definen como el corte y la quebrada.  Este baile fue adoptado en principio por gente de pocos recursos económicos, y seguramente no se bailaba sino en locales muy mal vistos por la sociedad de la época. En 1880, el Tango se bailaba en las Academias que funcionaban sólo bajo autorización en los suburbios o barrios alejados del centro.

::: El Tango dejaba de ser exclusivo del arrabal para internarse poco a poco en el centro de la ciudad.  En él estaría involucrada la coreografía de la milonga, el ritmo del candombe y la línea melódica, emotiva y sentimental de la habana. El filete fue un arte de transportistas de alimentos, arte encuadrado dentro de un mundo de trabajo muy duro.  No obstante, el rechazo del filete fue muchos más generalizado y duradero que aquel que se opuso al Tango.  El filete nació en una carrocería del Paseo Colón. Con respecto a la difusión de las frases, se lo debemos a un articulo de Jorge Luís Borges, el cual adopta una actitud de prudencia y distancia.

::: Al filete le ha costado mucho abrirse paso.  El tango, visto como inmoral, ha tenido mas suerte en su difusión. Pero el peor pecado del Filete es que es el arte de quienes trabajan y en el fondo, esta sociedad hija de inmigrantes laboriosos, no se siente muy atraída por el trabajo.  En la difusión del Filete y con calidad, contribuyó mucho León Untroib, desde su puesto en el Mercado de Anticuarios en la Plaza Dorrego, los domingos.  www.ricardocurchi.com.ar

::: El fileteado es un estilo artístico de pintar y dibujar típicamente porteño, que se caracteriza por líneas que se convierten en espirales, colores fuertes, el uso recurrente de la simetría, efectos tridimensionales mediante sombras y perspectivas, y un uso sobrecargado de la superficie. Su repertorio decorativo incluye principalmente estilizaciones de hojas, animales, cornucopias, flores, banderines, y piedras preciosas.

::: Nació en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, hacia fines del siglo XIX como un sencillo ornamento para embellecer carros de tracción animal que transportaban alimentos y con el tiempo se transformó en un arte pictórico propio de esa ciudad. Generalmente se incluyen dentro de la obra, frases ingeniosas, refranes poéticos o aforismos chistosos, emocionales o filosóficos, escritos a veces en lunfardo, y con letras ornamentadas, generalmente góticas o cursivas.

::: Muchos de sus iniciadores formaban parte de las familias de inmigrantes europeos, trayendo consigo algunos elementos artísticos que se combinaron con los del acervo criollo, creando un estilo típicamente argentino. En 1970 se organiza la primera exposición del filete, acontecimiento a partir del cual se dio al fileteado una mayor importancia, reconociéndolo como un arte de la ciudad y promoviendo su extensión a todo tipo de superficies y objetos. es.wikipedia.org/wiki/Fileteado

9

 

   Arte de los Poetas  

::: Las letras de los tangos y su relación con la historia sentimental de los porteños resultan infinitas.  Seguramente, no hay una letra de tango que no tenga estrecha relación con la realidad de los habitantes de Buenos Aires.  Sería imposible por lo tanto confeccionar una nómina de los innumerables poetas que le han dado al tango su creación.

::: Si aceptamos la idea de que el público es un intérprete, veremos que actualmente se encuentra bailando obras de Maestros ya desaparecidos. Una corriente enérgica de jóvenes músicos se encuentra productiva. Pero algo ocurre con la Poesía. Se podría pensar que la producción de los Manzi, Discepolo o Contursi era sincrónica. El proceso creativo en el que estaban inmersos, operaba dentro de un circuito en el que, los músicos, no sólo les daban soporte a sus letras, sino que las reclamaban, generando una demanda productiva poderosa.

::: Por otra parte, los poetas de entonces producían con su sensibilidad aplicada a la interpretación de su entorno. Contursi escribe Mi noche Triste en el argot de la época. Los hermanos Espósito mantienen en sus poesías algunas tonalidades campestres y varios años después, Balada para un Loco hace bisagra con su glosario moderno. Allí se interrumpió todo. Al menos desde un punto de vista figurativo.

::: Quiero decir: si las generaciones de poetas hubieran sido atravesadas por transferencias culturales sincrónicas , es decir, de la misma época de ellos, su hábitat y sus códigos, posiblemente hoy tendríamos poetas de tango. Letristas para los que no faltarían Músicos. Cantantes que se abalanzarían sobre esas creaciones para interpretarlas en un código también de su época. Pero todo se interrumpió. Hoy los poetas están fragmentados y demandados.  -

 ¿ Como podría ser la cabeza del letrista de nuestros días?  -   No necesariamente diferente de la actual. Sólo que, quizás, la combinatoria de metáforas acomodaría los vocablos en función de un Tango. Seguramente su modelo tiene un diseño distinto. La cabeza del letrista de ahora viene equipada con imágenes de un mundo veloz, virtual, tecnológico y consumista.

::: Pero la sensibilidad se sobrepone a todo ello. La sensibilidad filtra la realidad en forma tal que logra que la poesía esencial conserve su naturaleza estética a través de los tiempos. No se trata de acumular signos de nuestra época y acomodarlos en fila. Sí se trata de expresar nuestras angustias, deseos, placeres, sueños, temores, culpas y ambiciones. No parece diferente de lo que ocurría hace 40 años. Entonces, talvez no se trate de incorporar significantes diferentes, sino de despojarse de los significantes de otros: ya las casas no usan puerta cancel, que era hablar de zaguán y enamorados furtivos, besos robados y promesas entregadas por imperio del deseo.  -  www.zapatodetango.com

10

 

   Arte de la Música  

::: El tango es un estilo musical y baile, difundido internacionalmente, de pareja enlazada. Tiene forma musical binaria y compás de dos por cuatro. La coreografía es compleja y las habilidades de los bailarines son celebradas por los entendidos .Al tango se le conoce como música de dos por cuatro, o sea en compás de dos cuartos (2/4). Pero en realidad la mayoría de los tangos -tanto los de la Guardia vieja (de antes de 1935) como los tangos posteriores- están en compás de cuatro cuartos (4/4).

::: A este género, música y danza prostibularios se les aplicó (aproximadamente en la segunda mitad del siglo XIX) el nombre despectivo «tangó» quizá porque en su carácter reservado y secreto se parecía a las reuniones donde los negros (que por entonces formaban un buen porcentaje de la población de Buenos Aires , y que representan una influencia fundacional de la cultura montevideana ) se juntaban a tocar y bailar su música. Tangó: golpe de tambor en el candombe uruguayo, principal corriente musical junto con el tango

::: Indudablemente el tango ocupa un lugar de privilegio en la representatividad de lo argentino en el exterior. Si bien, básicamente, se lo reconoce en tanto que una danza y una música cantable; el tango además contiene un lenguaje particular -el lunfardo-, usos y costumbres determinados, y hasta una filosofía característica que identifica a la gente de tango. Y, mundialmente hablando, para diferenciarlo de otras formas que deambulan en los salones de baile, se lo reconoce como tango argentino. Fue este último el que dio origen a todos los demás

::: El nacimiento del tango se produjo hacia mediados del siglo pasado, con la formación de conglomerados habitacionales alrededor de la joven ciudad de Buenos Aires. Quienes allí vivían, paisanos llegados del interior, inmigrantes europeos y algunos porteños de escasos recursos, formaron una nueva clase social para la época. Quizás en busca de un modo de identificarse como grupo y de sentir al nuevo hogar como lugar de pertenencia, comenzaron a crearse manifestaciones culturales resultantes de esta mezcla. Este fue el principio del tango, que se caracterizó por poseer códigos muy cerrados, sólo abordables por las clases trabajadoras

::: Debido a esta imposibilidad de comprensión de parte de otros públicos, la difusión del tango fue complicada, y estuvo abordada básicamente a partir de la danza, que fue casi premonitoria al tango mismo en su modo musical más característico (ni qué hablar del tango cantado que llegó bastante después). Es claro que la cultura tanguera, entendida como usos y costumbres particulares, es anterior al tango como manifestación artística. Las danzas de salón que involucraban a una mujer y un hombre abrazados fueron el precedente de este género que se fue depurando hasta convertirse en lo que desde hace tiempo se conoce como tango. Alguien dijo: ¬ El tango es algo más que una suave ondulación puesta en música, es la danza más profunda del mundo, y no fue precisamente un argentino el que habló de esta manera; lo cierto es que hay que reconocer que es lo último en la evolución dancística universal en lo que a bailes de parejas mixtas se refiere.

::: Y, si de cantantes se trata, es imposible dejar de nombrar al reconocido como el más grande de todos los tiempos: Carlos Gardel, quien llegó a convertirse en la figura prototípica del porteño, más allá de su voz o su modo de interpretación del tango. También, entre los cantantes, se cuentan: Edmundo Rivero, Ángel Vargas, Alberto Castillo, Hugo del Carril, Roberto Goyeneche y Alberto Marino, esto sin contar voces femeninas como Azucena Maizani, Libertad Lamarque, Nelly Omar, Alba Solis y María Graña

::: Y, como se dijo anteriormente, el tango es mucho más que música, por eso es imposible dejar de lado la parte bailada. De los mejores bailarines cabe nombrar a: Benito Bianquet, Casimiro Ain y Tito Lusiardo, entre los más antiguos; y de los contemporáneos a: Juan Carlos Copes y María Nieves, Nélida y Nelson, Gloria y Eduardo, Mayoral y Elsa María, Virulazo y Elvira, María y Carlos Rivarola y los Dinzel. Todos ellos integraron el elenco original de Tango argentino, que fue un gran éxito en Broadway. Creado y dirigido por Claudio Segobia y Hector Orezzoli, este espectáculo constituyó uno de los más recientes eventos de importancia dentro del género; lo que no es más que una demostración de que en los últimos diez años el tango logró ocupar un lugar de importancia en la actividad artística mundial, tal y como se lo merecía.   www.surdelsur.com

11

 

   Arte  de la Vestimenta  

::: Cual es la vestimenta de las personas que bailan? - No importa qué se pongan, la mujer puede ser una mini falda con una camisa, escotada, o un vestido largo, con un gran tajo, tanto la minifalda como el vestido, todo tiene que ser escotado, pero sin mostrar nada, tiene que ser muy sexy, generalmente se usa un portaligas en la pierna (bien arriba), de manera que se vea a través del tajo de la falda o vestido, una flor en la cabeza al costado de la oreja, zapatos muy muy altos y pañuelo en el cuello.

 

Para el hombre, un traje podría ser uno negro con finas rayas blancas y una camisa blanca (corbata o moño opcional), con un sobrero, quedaría muy bien. Lo fundamental es que el hombre se vea elegante y muy varonil y la mujer sexy pero sin mostrar más de lo preciso, que haga volar la imaginación.

12

 

   Arte  de  la  Milonga  

Por Miguel Diel

::: Desde el Cachafas a nuestra época, cuantas cosas se dijeron de la milonga. cuantos códigos verdaderos e inventados pasaron entre milongueras y milongueros. El baile en la ciudad cosmopolita, que sucumbe en rueda inacabable, marchado hacia su destino. Esquinas y lenocinios. patios y corralones, academias, piringundines, Italianas, españolas, francesas, polacas, chinas cuarteleras, carreros, mayorales, vendedores de fruta, de resaca y tierra negra, de ajo y cebolla...!!, la corriente migratoria de Europa le va sumando tipos, desvaneciendo, lenta y seguramente, la fuerza original, entregándole una lírica distinta, que tiene a lo español y a lo italiano por mentores.

::: Así se fue formando el tango, así se fueron formando las milongas. En el momento de la eclosión, esclavitud y pureza del negro, todo asume y expresa lo auténtico de otras latitud que no es la nuestra. Sean "Congos" o "Benguelas", o "Mandiangas", resultan ser los transmisores de un mensaje, que se transforma en este caso en música y danza, danza prohibida  y sensual. Al principio practicada por hombres entre si, cosa que creo no duro mucho, además  lo que mas se hacia era "ensayar" , "aprender" y "enseñar", no era cuestión de ir a a un piringundin y no saber bailar....!!!!

::: En el Buenos Aires de los años 30 o 40 inclusive los 50, la milonga era reina y señora, luego el tango va perdiendo bríos en la ciudad que crece, nuevos ritmos se bailaban, el tango se transforma en un baile en desuso, a mediados del 60 todos protestaban en los bailes populares cuando se presentaba la "Típica", que lo hacia por una ley que obligaba al organizador de un baile, a la contratación y actuación de una orquesta de tango. Solo 3 ó 4 parejas eran las que se animaban a bailarlo. Muy pocos milongueros  fueron los que mantuvieron la llama encendida.

Los resultados de ese nefasto periodo se puede ver ahora, solo el 2% de la población, y quizás diga mucho, bailan asiduamente el tango en la Argentina.  Y esa cantidad es muy probable que se haya incrementado debido a la popularidad que tomo a mediados de los 80 el baile de tango en algunos países de Europa, muchas "Bailarinas" y "Bailarines" se trasplantaron a Buenos Aries, y abrazaron el tango con tanto o mas pasión que los lugareños, mucha gente de afuera baila el tango en Buenos Aries, y muchos lo hacen excelentemente bien, pero también con ellos llegaron "códigos", que jamás fueron dichos en las milongas, nacionales, pero que muchos respetan en las milongas actuales

::: Y con este despertar del baile del tango aparecieron muchos bailarines y bailarinas que llenan las milongas. Cual es la razón de este despertar....??, Quizás un misterio como el mismo tango.  En una muy interesante nota del diario La Nación,  un sociólogo dice, que así como en los 60, revolución sexual mediante, declinaron las milongas, en los 80 con la llegada del HIV, se retoma el tango, baile a todas luces sensual y picaresco, donde en el profundo abrazo entre una mujer y un hombre, se encuentra un forma de hacer el amor, sin hacerlo. 

::: Pero que nadie lo note.....!! y mucho menos la madre que vino de vigilante a acompañar a la "nena" a la milonga y está en el fondo del salón sentada, planchando, alerta y mirando.... - Bueno eso de la madre... pasaba en la década de los 40 y 50. Los pasos y toda la picaresca creadora del baile del tango, fueron evolucionando entre hombres y mujeres..... hasta llegar a nuestros días en que muchos interpretan el tango mediante la danza con profundidad artística. Y otros...!!!,  maravillosos bailarines llevaron el arte milonguero a los mas importantes escenarios del mundo. Debo nombrar a Juan Carlos Copes, por el que siento una admiración especial y Jorge Martín Orcaizaguirre, "  Virulazo.." Entre muchos.

 13

 

   Arte  de la Danza  

::: Jorge Luís Borges describe al "guapo" del Buenos Aires arrabalero, así:  " Su profesión, carrero, amansador de caballos o matarife. Su educación, cualquiera de las esquinas de Buenos Aires " . Una fuerte inmigración, desarraigada, herida . Contradicciones y diferencias entre clases sociales, contrastes de una ciudad desigual. Algo de sexo sin amor al ritmo del cabaret o prostíbulo. Un catálogo de penas, engaños, abandono y traiciones. Desesperanza y escepticismo. Si se une el pasado y el presente en una imagen de luz y sombra, es un romance de tres minutos entre dos personas junto a el ritmo sensual del Tango. Eros y tànatos. Seducción y romanticismo- Pasión y muerte. Mirada hierática
 

Probablemente no sea exagerado decir que el tango es el más sensual de los bailes de pareja. Aún antes de tener letra el tango se bailaba, y es por eso que, más allá de las palabras, esta danza tiene una historia propia, una historia que revela el sentimiento argentino.

14

 

   Conclusiones  

  por Francois Michel Dietlin

::: Picasso afirmaba: "Para mi no existe ni pasado ni futuro en el arte. Si una obra de arte no puede vivir siempre en el presente, no ha de ser tenida en cuenta en lo absoluto." El coleccionista Juan Antonio Pérez Simón llego a la misma conclusión: "Sabemos que la máxima prueba del arte es el tiempo y que toda gran obra artística es nuestra contemporánea sin importar la época en que haya sido creada. Las obra maestras se distinguen simplemente, por el placer que nos produce... "

::: En el Arte del Tango es lo mismo. Si cualquier expresión artístico del Tango no deja el alma en el ambiente, si no hace que uno se emocione, entonces será una simple pantomima de su genero. El Tango será inmortal siempre y cuando logra ser Arte. Lo que diferencia una danza de un baile es precisamente el Arte.  Así ocurre también en pinturas, en coreografías, en música, en vestimentas, en indumentarias, en maquillajes, en show, en palabras y en general en cualquiera expresiones artísticas del Tango. No es el nivel social de las personas, ni la sofisticación o costo de una obra que importa, sino la emoción que transmite para llegar a nuestro corazón.  

 ::: El Tango es sensorialmente multifacético con percepción visual, auditiva,  táctil, olfativa, gustativa y también voluptuosa, emocional, imaginativa, ilusionista, esotérica etc. Cuando estas percepciones se complementan y son realzados  en  Arte, se transponen en un Todo artístico que podría llamarse el "Arte sublime del Tango", una percepción global del mismo. Ningún tanguero o milonguero, que  habrá percibido el Tango de esta forma, podrá olvidarlo, lo  buscara siempre y nunca se cansara del el; puesto que nadie se cansa de la belleza de la naturaleza, del parpadeo del fuego, del flujo de las olas o del murmullo del viento.

::: Por esto es que el tango es vida, es nuestra vida, ligado indisolublemente a un hombre y una mujer:  el binomio del Tango. El Tango cabalga la Vida ...  y se hace cabalgar como un Viento de Pasión".  

   

 

 

  REFERENCIAS  

Libro "Obras Maestras" - Colección de Juan Antonio Pérez Simón
Los demás son mencionados
 
 Adaptación, Recopilación y Redacción
 
Team  Pro-Tango Perú / Lima - Marzo 2008
Investigación : Francois Dietlin

 

 

 

 

Team ProTangoPeru / e-Mail :    protangoperu@gmail.com

Diseño & Programación del Portal :   Francois  Michel  Dietlin

 

V.2.5 - Copyright © 2008- ProTangoPeru - All rights reserved